Valoración del Usuario: 5 / 5

estrella activaestrella activaestrella activaestrella activaestrella activa
 

Londres, Reino Unido: el joven inmigrante español Benjamín Serra se lamenta amargamente a través de los medios de comunicación por tener que dedicarse a limpiar WC's en esa ciudad.

Mar Mediterráneo, escasos kilómetros de la costa italiana: más de doscientas personas mueren ahogadas o quemadas mientras intentaban llegar a Europa después de zarpar desde la costa africana. Al momento de escribir esta nota otro centenar largo de personas permanecían desaparecidas.

"Todo es relativo" dijo una vez el eminente científico Albert Einstein, uno más entre los millones de personas que en algún momento nos hemos convertido en inmigrantes.

Y es que mientras Benjamín llegó a Londres cómodamente, en avión, sin problema alguno para pasar el control migratorio, con todas sus pertenencias dentro de su equipaje y sin tener que arriesgar para ello ni un solo pelo de la cabeza, casi en simultáneo, a unos pocos miles de kilómetros y dentro de territorio europeo también, más de doscientas personas con las mismas aspiraciones, ilusiones, inquietudes; igual de emprendedores y valientes que cualquiera de nosotros morían ahogados o quemados intentando llegar en una destartalada embarcación a costas italianas. Y más de ciento cincuenta permanecían desaparecidas al momento de escribir este artículo.

A efectos de la temática que intento abordar desde este modesto espacio, dejando a un lado el suceso vergonzoso, triste y muy lamentable recién acaecido, seguramente sería muy saludable para cualquier inmigrante tener muy presente este tipo de tragedias para relativizar, para intentar calibrar en una justa medida su situación particular con respecto a la de otros que intentan sacar adelante su proyecto migratorio, con mucha menos fortuna como nos ha mostrado el naufragio recién ocurrido.

No se trata de acogerse al refrán aquel "mal de muchos, consuelo de tontos", en absoluto. Mi comentario en esta ocasión pretende aportar a mis estimados lectores una llamada de atención sobre la cantidad de esfuerzo mental y tiempo emocional que a veces empleamos en lamentarnos, llegando a extremos absurdos incluso, sin darnos cuenta que a pesar de todo, aunque estemos viviendo momentos complicados y difíciles, casi todos seguimos "estando padre", como diría algún amigo mexicano, allí donde estamos viviendo y desarrollando nuestro proyecto migratorio.

¿De verdad estamos tan mal? ¿Objetivamente nos encontramos peor que estábamos en nuestro lugar de origen? ¿Cuál es el balance entre lo que hemos perdido y hemos ganado al convertirnos en inmigrantes? Con bastante seguridad, si nos hacemos esas preguntas e intentamos responderlas de forma lo más objetiva y racional posible, nos daremos cuenta que las respuestas van mucho más en sentido positivo que al contrario.

Es muy probable que si tomamos cada evento, cada acontecimiento que experimentamos como algo de lo cual podemos sacar aprendizaje y no como un fracaso que genere malestar, frustración y desánimo, tendremos un buen trecho ganado en la tarea de cumplir con las expectativas que nos hemos trazado en nuestro proyecto migratorio.

Vaya mi expresión de condolencia y pesar por estas personas que se han dejado la vida buscando un futuro mejor.

COMPARTIR

Suscríbete aquí



edumartinezn @mon_324 ens agradaria molt que poguessin donar cobertura a aquest esdeveniment. Moltes gràcies. https://t.co/WsfxxT5ajN
edumartinezn @xescoreverter ens agradaria molt que poguessin donar cobertura a aquest esdeveniment. Moltes gràcies. https://t.co/8RRWagIbM6
edumartinezn RT @facchinjose: ¿Quieres Posicionar tu Marca en Internet? Ven el 4 y 5 de abril al #CongresoOnline y Gratuito: #Posiciona17 https://t.co/p
edumartinezn SEO Local explicado al detalle por Isabel Romero #Posiciona17
edumartinezn Quiero ganar las entradas VIP para el Barça - Athletic con #SorteosAppMiVodafone ¡Tú también puedes participar! https://t.co/ZFur6zbrqd