Valoración del Usuario: 5 / 5

estrella activaestrella activaestrella activaestrella activaestrella activa
 

¿Quién no ha tenido algún tipo de incidente o incluso encontronazo con otra persona del lugar por causa de su origen foráneo? Este tipo de situaciones son algo casi inevitable que lamentablemente cualquier inmigrante se ve obligado a afrontar tarde o temprano.


Normalmente la reacción inicial es de responder a la agresión, al insulto, en los mismos términos, sobre todo por lo injusto e indignante que resulta ser producto de una discriminación en razón de nuestro lugar de nacimiento, pero es bastante probable que si actuamos de esa manera acabemos envueltos en una situación bastante desagradable y muy poco productiva para todos los involucrados.

Una persona que llega al extremo de ofender o faltarle el respeto a otro motivado por la xenofobia es muy probable que no atienda a razones. De todas maneras y cuidando siempre, es la prioridad, nuestra integridad física, lo más sensato es tener preparados algunos argumentos o respuestas específicas. Por ejemplo: preguntarle directamente a esta persona si no considera que todos somos iguales y tenemos los mismos derechos, también se le puede pedir que nos explique con mayor detalle por qué nos dirige palabras gruesas. Hay que intentar desarmarle, no caer en su terreno irracional, y la mejor manera es guardar las formas. Por mucho que nos cueste.

Existen países o sociedades donde el extranjero, el foráneo, el inmigrante, es utilizado por grupos intolerantes para promocionar sus ideas xenófobas, normalmente destinadas a obtener réditos políticos. Ese tipo de declaraciones y la resonancia que determinados medios de comunicación le dan a las mismas, calan en algunas personas quienes las repiten sin meditar, sin siquiera pensar lo que están diciendo. Si se domina el idioma adecuadamente se puede intentar entrar en conversación, tal y como he explicado en líneas anteriores, tratando de despejar una de las raíces del problema como lo es el desconocimiento de los extranjeros, a quienes algunos perciben como distinto, raro, y ello les ocasiona desconfianza y resquemor.

Si vamos más bien justos en cuanto a paciencia o recursos idiomáticos es preferible retirarse del lugar. En casos extremos no debemos dudar en recurrir, sin complejo de ningún tipo, a las autoridades o servicio de seguridad del sitio en que nos encontremos para que intervengan. La legislación actual en la amplia mayoría de países contempla sanciones por ataques xenófobos o racistas. Puede ser conveniente recopilar información acerca de ese tema en el lugar donde residamos para estar preparados.

Por último y lo que en mi opinión es lo más importante: interioricemos que nadie está por encima de los demás. Incluso aunque nos encontremos en situación irregular, así dominemos apenas cuatro palabras de la lengua local, independientemente de nuestra condición económica, edad, género, etc. no debemos perder nuestro norte ni desanimarnos por episodios de este tipo. ¿O es que nunca tuvimos algún altercado verbal o discusión subida de tono allí de dónde venimos? ¿Verdad que supimos manejarlo adecuadamente? Pues echemos mano de esa experiencia y si no la tenemos, aprendamos de esta que nos acaba de ocurrir.

Un día a la vez. Se hace camino al andar.

COMPARTIR

Suscríbete aquí



edumartinezn @mon_324 ens agradaria molt que poguessin donar cobertura a aquest esdeveniment. Moltes gràcies. https://t.co/WsfxxT5ajN
edumartinezn @xescoreverter ens agradaria molt que poguessin donar cobertura a aquest esdeveniment. Moltes gràcies. https://t.co/8RRWagIbM6
edumartinezn RT @facchinjose: ¿Quieres Posicionar tu Marca en Internet? Ven el 4 y 5 de abril al #CongresoOnline y Gratuito: #Posiciona17 https://t.co/p
edumartinezn SEO Local explicado al detalle por Isabel Romero #Posiciona17
edumartinezn Quiero ganar las entradas VIP para el Barça - Athletic con #SorteosAppMiVodafone ¡Tú también puedes participar! https://t.co/ZFur6zbrqd